DIRECCIÓN

Nuestro Punto Geometrico se encuentra ubicado en:
calle de Mario Molina Nº 1590 entre las Avs. Cuauhtemoc y Guadalupe Victoria
Veracruz, Ver.


miércoles, 14 de marzo de 2012

LA ASTROLOGIA Y LA MASONERIA




El cielo será heredado, por cada hombre que lleve el cielo en su alma.
Henry Ward Beecher

La ciencia iniciatica nos dice que, para alcanzar la sabiduría es necesario ser humildes, despojándose de la ironía y de la burla, teniendo abierta nuestra mente a todas las ideas. De esa manera el soplo del conocimiento penetrara en su corazón y en su conciencia, con una fuerza vivificadora de lo eterno. La simbología masónica se refiere al estudio del significado de los símbolos francmasónicos y los mensajes que estos encierran, basados en los instrumentos de la albañilería tradicional; otorgándoles a sus miembros un lenguaje particular con expresiones que solo ellos pueden comprenderlas a plenitud. 


Constituyendo mecanismos educativos que permiten el conocimiento de la escuela masónica, por lo que suele decirse que estas enseñanzas no están escritas sino contenidas en símbolos, lo que les confiere la posibilidad de su permanencia y actualidad. La Astrología  es el conjunto de conocimientos empleados para conocer el destino de las personas, y pronosticar sucesos futuros mediante la observación de la posición y el movimiento de los astros, la Astronomía es la ciencia que se ocupa del estudio de los cuerpos celestes. 

Es por ello que los aprendices masones deben alcanzar como virtudes la verdad, la razón, la honradez, la libertad, la igualdad, la fraternidad, la ética y la moral. Pues poseen como misión proteger al débil, amar al prójimo, dominar las pasiones, dedicarse al bien y amar la justicia. Combatiendo el vicio, la mentira, la perfidia,  la discordia, la vanidad, el error, el egoísmo, la maldad, la ignorancia, la tiranía, el odio, el fanatismo, la superstición, la envidia, la adulación, el servilismo y la inmoralidad. Para esta obra dispondrá como medios a la ciencia, la justicia, el trabajo, la caridad, el amor al progreso y la sinceridad. Empleando como herramientas el mazo, el cincel y la regla de 24 pulgadas.

Los compañeros masones deberán alcanzar como virtudes la inteligencia, la rectitud, el valor, la prudencia, el amor, la tolerancia y el honor. A través de cualidades tales como la serenidad, la prudencia y la firmeza. Todo esto lo podrá alcanzar si emplea como medios a la libertad, la igualdad, la fraternidad, los sentidos, la cultura, las artes liberales, las  ciencias y la filosofía. Disponiendo como herramientas esenciales la regla, la escuadra, la palanca, el nivel, la letra “G” y la plomada.

El maestro masón es aquel que posee como virtudes el amar a todos sus hermanos y ampararlos, ser fiel a la razón y leal al los principios en los que fue fundada la Orden, propendiendo al bienestar social de toda la humanidad. Como misión combatir la ignorancia, la hipocresía, la ambición, el odio, la venganza, la mentira, detestando la traición y el vicio, respetando y cumpliendo con los antiguos usos y costumbres. Por medio de cualidades como el ser amante de la verdad, cultivando la inteligencia, fortificar la razón, amparando al desvalido y auxiliando a sus hermanos en desgracia, sabiendo mantener el juramento de secreto, siendo afable, contribuyendo a la enseñanza y superación del genero humano como digno ejemplo de honorabilidad, ser justo y valeroso en la defensa del ideal masónico, ser magnánimo sin traicionar la confianza brindada, ser austero y leal con la familia, la masonería, su ideal iniciatico, la tierra en la cual nace y el país en el que resida. Empleando como herramientas fundamentales el compás, el corredil y el lápiz. Débase agregar que este grado, significa el término de la educación masónica primaria, encontrándose preparado el masón para adquirir la enseñanza superior o Capitular.

La letra “G”, latina derivada de la gamma griega posee un valor numérico de 400, la Ghimel hebrea que evoca la gran triada. Para los musulmanes el vigésimo octavo nombre de Dios Ghafur (el que perdona nuestros pecados). (1) En este aspecto vemos como en el Corán 40:3 es recogido este nombre.  Encontramos también esta letra como inicial del nombre dado a la divinidad en Sirio (Gae), en Sueco (Gud), en ingles (God), en persa (Goda); de aquí que en el siglo XVII la masonería especulativa comenzase el uso de la letra G como modo de simbolizar el nombre del Creador, Altísimo o Dios en múltiples idiomas y formas. Oswald Wirth escribió una trilogía con la que condensar el significado y alcance de la letra G: Gloria para Dios, Grandeza para el Maestro de la Logia y Geometría para los Hermanos”.

Tras este elemental conocimiento en referencia a aspectos esenciales de la masonería, vemos como el Rey Salomón cuyo reinado queda situado entre los años 970 a.C. y el 930 a.C. aproximadamente, tercer y último rey del Israel unificado con sus 12 tribus posee una particularidad muy especial y poco estudiada. El nombre Solomon (Salomón) se divide en tres silabas Sol – om – on, simbolizado la Luz, la Gloria y la Verdad; según los antiguos misterios existieron tres templos, tres grandes maestros, tres testigos y tres tabernáculos de la mutación.

El Primer Templo es la Gran Casa del Universo, en el que ocupa el trono el Sol congregándose en torno a este los doce signos zodiacales acompañados por los planetas, lunas y asteroides; disponiéndose de tres grandes luces la estelar, la solar y la lunar indicándonos que ningún monarca terrenal podrá igualar jamás su gloria. El Segundo Templo simbólico es el Cuerpo Humano, hecho a imagen del primero pues la masonería dentro de un templo de piedras, con techos, ventanas y puertas solo podrá ser especulativa; pero en el interior del templo vivo constituido por el cuerpo humano siempre será operativa. El Tercer Templo lo constituye la Casa del Alma (Cuerpo Etérico del Hombre), orden invisible cuyo conocimiento y estudio constituye el secreto masónico supremo; este templo del alma humana posee tres grandes maestros la Sabiduría, el Amor y el Servicio.   

Comprobamos la presencia de la astrología y la astronomía dentro del simbolismo masónico, en la relación existente entre el zodiaco y los oficiales de la logia. Téngase en consideración que Aries es la primera constelación del Zodíaco comenzando el 21 de marzo, el primer día del año de muchos de los calendarios antiguos.

Signos Septentrionales o Boreales. (Norte)
I- Aries- La voluntad guiada por el cerebro- el Secretario
II- Tauro- La fuerza del pensamiento silencioso- el Hospitalario
III- Géminis- La unión de la razón y la intuición- el Experto
IV- Cáncer- El equilibrio entre lo material y espiritual- el Maestro de Banquetes
V- Leo- Los anhelos del corazón- Primer Vigilante
VI- Virgo- La realización de las esperanzas- el Guarda Templo

Signos Meridionales o Australes. (Sur)
VII- Libra- La percepción externa equilibrada- Segundo Vigilante
VIII- Escorpión- La generación de las ideas- el Bibliotecario
IX- Sagitario- La facultad organizativa del espíritu- el Maestro de Ceremonias
X- Capricornio- La regeneración o el renacimiento- el Tesorero
XI- Acuario- La ciencia y la verdad- el Orador
XII- Piscis- La paciencia y la obediencia- el Ex Venerable Maestro  

La Bóveda Celeste de una logia masónica, es azul y cubierta de estrellas, ubicadas dentro de una zona de 8º1/2 a ambos lados de la eclíptica. El ecuador celeste es una línea que se encuentra en el mismo plano que el ecuador terrestre, siendo igual a la proyección del ecuador terrestre en el espacio o bóveda celeste; los dos puntos de la esfera celeste en los que se corta la eclíptica con el ecuador celeste son denominados equinoccios y las líneas paralelas entre las que se encuentra el ecuador celeste se denominan Trópico de Cáncer en el hemisferio norte con  latitud de 23°26'16" al norte del Ecuador (en la antigüedad cuando se producía el solsticio de verano en el hemisferio norte, el Sol estaba en la constelación de Cáncer en la actualidad está en la constelación de Géminis muy cerca del borde que la separa de Tauro); el Trópico de Capricornio en el hemisferio sur con latitud de 23º 26´ 16" al sur del Ecuador (en la antigüedad cuando se producía el solsticio de invierno en el hemisferio sur, el Sol estaba en la constelación de Capricornio en la actualidad está en la constelación de Ofiuco, pero el nombre Trópico de Capricornio continúa siendo el aceptado por tradición). 


Orientación de la bóveda celeste, en un Templo Masónico. 
Se llama Firmamento, a la bóveda celeste lugar en que se encuentran aparentemente los astros es una esfera ideal, sin radio definido en la cual se mueven aparentemente los astros; permitiendo representar las direcciones en que se hallan ubicados. Existen tres tipos de bóveda celeste:
1. Esfera celeste local (topocéntrica): En esta el centro es el ojo del observador.
2. Esfera celeste geocéntrica: El centro de esta lo constituye la Tierra.
3. Esfera celeste heliocéntrica: En esta el centro es el Sol. Débase decir de esta que es el tipo empleado en la representación de las bóvedas o techos de las logias masónicas desde la antigüedad.

La red geográfica que forman los paralelos y meridianos se define como coordenadas geográficas, estas permiten ubicar con precisión un punto cualquiera en la superficie terrestre; se expresan en grados sexagesimales. La latitud es la línea que posee como base al Ecuador, como la Tierra no es una esfera perfecta producto del achatamiento en los polos, esto hace que la longi­tud de 1º de latitud en los polos sea ligeramente mayor. Sabiendo que la circunferencia que corresponde al Ecuador mide 40 076 Km. obtenemos que 1º de latitud en el Ecuador equivaldrá ha 113,3 Km. de este análisis obtenemos que tanto el Trópico de Cáncer como el de Capricornio se encuentran a 2 636.49 Km. del Ecuador respectivamente.

Un Templo ha de ser el lugar de contacto y comunicación de la materia humana con lo sagrado con el espíritu, algo que a la mentalidad contemporánea parece incomprensible; por ello la importancia de la ceremonia a Cielo Abierto que es realizada para la colocación de la piedra fundamental al iniciar la construcción de nuestros templos. Los tiempos han cambiado y en ocasiones debemos adaptarnos a las actualidades constructivas, pero tomando como base aquellas antiguas enseñanzas vemos como estos poseen un eje fundamental Este – Oeste el cual se obtiene auxiliándonos de un Gnomon. Esta orientación para el eje longitudinal del templo llamada Decumanus (Este-Oeste), herencia lógica de la planificación constructiva de los romanos que llega  a ellos a través de los Artesanos del Faraón, los Arquitectos Dionisiacos, Collegium Pontificum, etc. siendo su máximo exponente las Catedrales construidas por los maestros canteros. La intención de quienes construían una Catedral o un Templo Masónico, era hacer un lugar de encuentro entre el Cielo y la Tierra constituyendo estos una representación o reflejo en la Tierra del Jerusalén Celeste, debiéndose plasmar en ellos todas las influencias y simbolismos del cielo.

Movimiento del sol en la bóveda celeste

La bóveda celeste de una logia se encuentra dividida en 12 partes de 30º cada una correspondiendo a los signos zodiacales, en este punto debemos señalar la existencia de dos precursores, en la biblioteca nacional de Viena realizado sobre el 1440 el “Manuscrito de Viena” este  reproduce las constelaciones Boreales y zodiacales Tolomeicas, mostrándonos la eclíptica y como esta se subdivide en arcos de 30º, alternados en trazos negros y rojos. En 1515 se realiza otro mapa celeste considerado el prototipo de los mapas celestes, este provee información en lo que respecta a la proyección del Polo Norte y de los círculos boreal y ecuatorial; débase decir que el autor de tan relevante mapa celeste fue Alberto Durero artista del renacimiento alemán y autor de la singular obra “Melancolía I” en 1514, en la que el artista plasma gran cantidad de simbología masónica destacando su cuadrado mágico en el que en su ultima fila y dos columnas centrales se hallan el 15 y 14, además al realizar disímiles combinaciones matemáticas en este obtendremos el numero 34 numero asociado a Júpiter.  


Manuscrito de Viena, 1440

Mapa celeste de Alberto Durero, 1515

Cuadrado mágico de Alberto Durero, “Melancolía I” 1514

El cielo de la Logia o bóveda celeste, masonicamente hablando nos recuerda la universalidad de la francmasonería por lo que debe cubrir de manera igual desde el Oriente hasta el Occidente del templo; si bien en el encontramos los doce signos zodiacales armónicamente ordenados en grupos de tres en tres correspondiéndose estos con las cuatro estaciones verano, otoño, invierno y primavera; donde el verano corresponde a la entrada del Sol en el signo Cáncer. La disposición de las estrellas no debe ser arbitraria, sino que debe ajustarse con las constelaciones visibles en el cielo del hemisferio en que trabaja la Logia; ellas nos recuerdan las virtudes que un hombre ilustrado debe observar la veneración, abnegación, generosidad, honor, patriotismo, justicia, tolerancia y la verdad.

Representación celeste del cuadro del Aprendiz Masón.
Desde la antigüedad la astronomía tiene un importante peso en la vida de un francmasón, al igual que las estrellas “Pleiades” también conocidas como “Las Siete Hermanas”

Los signos también están regidos por los elementos de la naturaleza, así vemos como los signos de fuego son: Aries, Leo y Sagitario; pertenecen al elemento tierra: Tauro,  Virgo  y  Capricornio; son de aire: Géminis, Libra y Acuario; los signos de agua  son: Cáncer, Escorpio y Piscis. También están los signos cardinales, son los que coinciden con el inicio de las estaciones el equinoccio de marzo lo marca Aries, el equinoccio de septiembre Libra; de igual forma ocurre en los solsticios el de junio marcado por Cáncer y el solsticio de diciembre por Capricornio. Los signos fijos son los que se encuentran justo después de los cardinales, en plena estación perteneciendo a este grupo Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. Y por ultimo vemos el grupo de signos mutables los que cierran las estaciones y terminan justo cuando empieza el equinoccio o solsticio al que dan paso perteneciendo Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis.


Si ampliásemos nuestra búsqueda en los antiguos conocimientos de la masonería operativa encontramos dentro de la arquitectura el Arco de Medio Punto, elemento constructivo de forma curvada o poligonal que permite salvar el espacio abierto entre dos pilares o muros. Aparece por primera vez en la arquitectura de Mesopotamia y se transmite a Europa a través del Imperio Romano, alcanzando su máximo esplendor en el siglo XVI gracias a los constructores medievales, los cuales construyeron catedrales y puentes que permanecen edificados hasta hoy en día. Las bóvedas usadas en el período románico son de distintos tipos, sobre todo muy difundidas en Francia, pero la típica bóveda románica es la llamada de arista. Conocida por los romanos, esta bóveda de arista deriva del cruce en ángulo recto de dos bóvedas de cañón. ¿Pero existe otro conocimiento además del arquitectónico?


Partes que componen al Arco de Medio Punto, en la Arquitectura

Proceso constructivo de un arco

Colateralmente y masonicamente hablando, necesitamos disponer de un conocimiento astrológico pues sin este seria imposible que nadie pueda entender completamente la simbología del grado del Arco Real, o por que en la masonería operativa se encuentra abundante de referencias astrológicas. Al ver el diagrama del Arco Real o Arco de Medio Punto apreciamos que este constituye una proyección geométrica, que aporta las posiciones relativas de las diferentes constelaciones y signos del Arco Real. La piedra angular debe ser colocada en el centro de cáncer, encontrándose en la cúspide de Géminis / Cáncer y tiene el signo astronómico del sol inscrito en ella,  mostrando el 21 de junio al sol exaltado en la cima del arco.

Grafico del siglo XVIII tomado de Ovason en su libro  “El Secreto de la Arquitectura”. Se aprecia la progresión de los signos de izquierda a derecha, y al signo de Cáncer como la piedra angular de todo. Las siete estrellas que flotan por debajo de la clave simbolizan las estrellas Pléyades, el escudo heráldico posee un buey, un águila, un león, y un hombre simbolizando los signos fijos Tauro, Escorpio, Leo y Acuario.

A pesar que los artesanos medievales estaban limitados por reglas iconográficas muy estrictas dictadas por la Iglesia las que restringían la libertad de expresión, dieron a la escultura un sentido unitario y una grandiosidad colectiva que dejó de existir en el Renacimiento, exponiendo a través de sus fastuosos arcos el conocimiento astronómico.

El pórtico de la Catedral de Piacenza, obra del Maestro Niccolo datada entre  los años 1122 hasta 1150, encontramos en la nave central de la basílica una representación de los gremios de artes y trabajos que financiaron la construcción de la catedral. La Porta dello Zodiaco (Puerta del Zodiaco), colosal obra donde se puede apreciar la simbología  astronómica del Arco Real.

Dentro de las herramientas técnicas y artesanales de la antigua masonería operativa vemos que el Arco Real es el ingreso del Sol en Cáncer, donde alcanza la mayor declinación de su viaje a través del zodíaco. El simbolismo masónico reverencia al Sol como dador de la vida y la luz, a la humanidad y al mundo; por ello su lugar adecuado en ese punto. En punto elevado de Cáncer 0º representa simbólicamente la puerta de la vida de los reinos etéreos en el mundo material, como opuesto posee a  Capricornio 0 ° este punto refleja simbólicamente la puerta de entrada desde el reino físico al etérico (el proceso de la muerte) y por tanto es adecuado para la construcción de los monumentos fúnebres.

Representación astrológica del Arco Real

Apreciando como las cuatro virtudes cardinales están relacionadas con las fiestas litúrgicas correspondientes a las épocas solsticiales y equinocciales; situadas bajo el patronazgo de San Juan Bautista (solsticio de verano) corresponde a la Templanza; San Juan Evangelista (solsticio de invierno) la Prudencia; el equinoccio de primavera la Fuerza y al equinoccio de otoño la Justicia. Debemos tener en consideración dentro de la masonería de Arco Real la presencia de las Doce Tribus de Israel y su relación astrológica.


Relación entre las Doce Tribus de Israel, Zodiaco y Kabalah

La anterior tabla nos muestra como la Kabalah tiene dos fases: el estudio y la vivencia; por ello se debe conocer el alfabeto hebreo que tiene 22 letras: 3 letras madres, 7 letras dobles y 12 letras simples. Cada letra posee valor numérico, simbólico primario, simbólico general y filosófico. Están también las letras finales, las que por utilizarse al final de una palabra, tienen un valor numérico distinto al que poseen originalmente.

Tres Letras Madres: Están relacionadas con los Elementos.
Aleph: Aire, Mem: Agua, Shim: Fuego.
Siete Letras Dobles: Significando la Dualidad Cósmica y Humana.
Beth, Gimel, Daleth, Kaph, Phe, Tau, Resch.
Doce Letras Simples: Relacionadas con las Constelaciones del Zodíaco.
He, Vau, Zain, Chet, Teth, Iod, Lamed, Nun, Samech, Ayin, Tzade, Qof.
Letras Finales: Se usan al final de una palabra y tienen diferente valor.
Kaph, Mem, Nun, Phe, Tzade.

Por lo anteriormente expuesto comprobamos como el nombre de YHVH  o Yod-He-Vau-He se corresponde con Virgo-Aries-Tauro-Aries. Y el número sagrado de los hebreos es el 10, el principio y el final. Estas correspondencias demuestran hasta qué punto la liturgia masónica constituye la Obra del Cosmos, conduciéndonos así al establecimiento de una relación entre las virtudes cardinales y los cuatro puntos del ciclo temporal del año.


Una vez que disponemos de este conocimiento básico, podemos comprender el porque de la ubicación de los signos zodiacales en el mapa celeste de la bóveda de un templo masónico.


Mapa Celeste de un Templo Masónico.

Tras este viaje simbólico, vemos como todas las escuelas esotéricas a través de los tiempos giran en torno al símbolo de la estructura del código cósmico, los antiguos egipcios consideraron a las observaciones astronómicas como algo de suma importancia desde el comienzo de su civilización, debido a la necesidad de tener un calendario preciso en una región donde la vida dependía de los ciclos de inundación anuales del río Nilo y donde la capacidad de planificación en la agricultura era  un requerimiento imprescindible. Sabido es la relevante importancia que el esoterismo (2) tuvo para la civilización egipcia, al igual que sus estudios astrológicos. Ejemplo de esto lo apreciamos en el papiro de Carlsberg 9 un calendario basado en las lunaciones adoptado entre el 2800-2560 aC., donde se demuestra el correcto conocimiento de la orientación del Norte Verdadero que poseían aplicado en sus construcciones. Para la astronomía egipcia los planetas eran “estrellas que nunca descansan”, las estrellas circumpolares eran “las estrellas imperecederas”, etc.

Zodíaco de Dendera

Si uniésemos la astrología con los textos de las pirámides, inscripciones dispuestas en columnas verticales y rellenas de un color azul intenso las cuales destacan al estar impresas en el blanco de las paredes del interior de las pirámides egipcias; alcanzaríamos una bella música cosmologíca.

Tu te asirás del brazo de las estrellas imperecederas.
Tus huesos no perecerán,
Tu carne no sufrirá,
Tus partes no estarán lejos de ti,
Porque tú eres uno de los dioses. (Pyr. 724d-725c) (3)

Débase señalar que desde esos inicios a la actualidad mucho se ha avanzado, en 1928 la Unión Astronómica Internacional (UAI) decidió reagrupar oficialmente la esfera celeste en 88 constelaciones con límites precisos, tal que todo punto en el cielo quedara dentro de los límites de una figura.

Debemos señalar que entre los Manuscritos del Mar Muerto que fueron hallados encontrados en Qumrán, se encontraba el Manuscrito de Qumrán 4Q318 calendario que contiene predicciones basadas en ciertos aspectos de la posición relativa de la Luna, pudiéndose emplear para ubicar la posición de la Luna en el zodiaco para una fecha determinada en el Calendario Hebreo; este calendario está muy relacionado con los calendarios zodiacales greco-babilónicos, y ligado a una tradición de sistemas de calendario desarrollados en Grecia y en el Egipto Ptolemaico. (4)

La astrología tal y como la conocemos hoy día, se considera por estudiosos que nace en Mesopotamia, antes del año 3.000 A.C. teniendo como base testimonios los que se refieren a la biblioteca del rey asirio Asurbanipal, (668-625 AC) quien poseyó manuscritos de astrología de procedencia egipcia. En Babilonia se establecieron las correspondencias entre los astros y sus efectos sobre las personas, las reglas para la preparación de horóscopos así vemos que el primer horóscopo data del año 407 a.c., el Zodíaco dividido en doce constelaciones surgió durante el reinado de Nabucodonosor II siglo VI a. C. vinculado con las doce lunaciones anuales. De Egipto la astrología fluye hacia Grecia y Roma, donde tuvo gran aceptación y surgen los arquetipos divinos aplicados a los planetas (Marte, Saturno, etc.) para pensadores griegos, como Aristóteles y Platón, la astronomía servía para determinar dónde se encontraban los astros y la astrología para ver sus efectos sobre el hombre, llegando a la "armonía de las esferas". 

“Cuneiform texts from Bbrylonian Tablets”, British Museum. Part XXXIII, 1912. Este documento con texto cuniforme, es un tratado neobabilónico de astronomía hecho en el siglo V a.C. contiene las listas de las constelaciones principales y ltnown estrellas fijas a los babilonios, los tiempos de sus salidas heliacas y configuraciones. Neobabilónico (En el año 612 a. C. los caldeos pueblo semita residente en Babilonia, cansados de la dominación Asiría, se rebelaron apoyados por los Medos y reconstruyeron Babilonia, destruida por los Asirios que erigieron en su capital, construyendo un imperio semejante al Asirio, con excepción de las zonas del norte del Tigris y Asia menor, que fueron adjudicadas a los Medos. El fundador del Imperio Neobabilónico, fue Nabopolasar en el año 625 a. C. su primer rey, durante cuyo reinado comenzó a destacarse su hijo Nabucodonosor al frente de las milicias.)

Muchos grandes hombres han realizado valiosas aportaciones a la astrología, basándose en los estudios de Hiparco (siglo II A.C.) quien descubrió la precesión de los equinoccios y catalogó más de mil estrellas, Ptolomeo escribió la primera enciclopedia de Astrología, el Tetrabiblos (siglo II D.C.). Otros en cambio la han combatido, San Agustín (354-430) quien estudió astrología en su juventud termina siendo su principal enemigo, en 1550 el Papa Sixto V redacta una Bula particular contra los astrólogos, el Concilio Tridentino (1545 1563) en su "Indice libros prohibidos, Reg. 9" condena a la Astrología, en 1582 la Bula “Inter gravissimas” de Gregorio XIII por la que reforma el calendario estableciéndose el calendario gregoriano, en 1586 la Bula “Coeli et terrae creador” de Urbano VIII por la que se condena oficialmente la astrología,  en 1631 se condena a la astrología judiciaria por herética, pero autoriza su uso para navegación, agricultura y medicina; en el "Derecho Canónigo" cap. II: "Del Sortilegio" y en "Derecho Civil" Ley 9, Códice 1,18, se condena  a la Astrología. (5)

La lista de ataques contra la astrología y la astronomía es muy extensa, solo debería concluirse este triste punto recordando dos hechos; el 17 de febrero de 1600 en Campo dei Fiori Roma fue condenado por herejía por la Inquisición Romana y quemado en la hoguera Giordano Bruno miembro de la Orden de los Dominicos, de el su famosa frase dicha a sus jueces…"Tembláis más vosotros al anunciar esta sentencia, que yo al recibirla"…el otro hecho ocurre cuando la Inquisición Romana pretendiendo mantener el poder de la jerarquía católica el 9 de abril de 1633 inicia el proceso contra Galileo Galilei dictando su condena el 21 de junio, de el su famosa frase …“Eppur si muove” …(y sin embargo se mueve).

Masonicamente hablando, se puede afirmar que la masonería esta presente dentro astronomía y en el corazón de sus principales estudiosos; como si nos invitasen a “Mirar el Firmamento”, para que distingamos en este la presencia del Gran Arquitecto del Universo:

  • En el siglo XVIII el Abad Nicolas Louis de Lacaille, quien tenía fascinación por la ciencia secular descubre y nombra a una de las constelaciones pequeñas del sur (declinación −50º a −60º), hablamos de la “Constelación Circinus” ("Compás" en latín), visible en las latitudes +10° y -90°, teniendo como constelaciones colindantes a Centaurus, Musca, Apus, Triangulum Australe, Norma y Lupus. Dentro de los límites establecidos por la UAI para la “Constelación Circinus” vemos que se encuentra situada sobre la Antártida. 
Constelación Circinus (Compás). (Límites establecidos por la UAI, para esta constelación)

  • La “Constelación Ara”, o el altar una de las 48 constelaciones recogidas por Ptolomeo en el siglo II, cuya simbología es el altar de la ascensión es visible en latitudes entre +25° y −9, teniendo como constelaciones colindantes a la Corona Australis, Scorpius, Norma, Triangulum Australe, Apus, Pavo, y Telescopium. Investigando vemos como el 13 de junio de 2002 se descubre la estrella más relevante de esta constelación a “Mu Arae” también conocida como HD 160691(6) estrella subgigante amarillo-naranja tipo “G” similar a nuestro Sol. Como colofón se han descubierto cuatro planetas extrasolares orbitando a μ Arae, incluyendo uno que se cree podría ser el primer planeta rocoso descubierto alrededor de una estrella de secuencia principal, lo cual masonicamente hablando seria una clara alusión a los cuatro elementales educándonos referente a que nada es casual todo  es causal, pues responde a un orden cósmico.  Dentro de los límites establecidos por la UAI para la “Constelación Ara” se encuentran la Tierras Australes y Antarticas Francesas, Islas Heard y MacDonald.  

Constelación Ara. (Límites establecidos por la UAI, para esta constelación)

  • El Abad Nicolas Louis de Lacaille (7), quien dio nombre a 14 constelaciones australes entre las cuales se encuentra la “Constelación Caelum” (“Cincel o buril” en latín) constelación menor del hemisferio sur, visible en latitudes entre +40° y −90°, teniendo como constelaciones colindantes a Columba, Lepus, Eridanus, Horologium, Dorado y Pictor. Débase señalarse que es la octava constelación más pequeña del firmamento. Dentro de los límites establecidos por la UAI para la “Constelación Caelum” no hay zona de tierra firme pues se encuentra sobre el Pacifico Sur.  
Constelación Caelum. (Límites establecidos por la UAI, para esta constelación)

  • La “Constelación Norma”, formalmente es conocida en latín como “Norma et Regula” ("Escuadra y Nivel" en castellano) también descubierta por Nicolas Louis de Lacaille;  ubicada en el hemisferio sur, visible en latitudes entre +30° y −90°, con constelaciones colindantes Scorpius, Lupus, Circinus, Triangulum Australe y Ara. Dentro de los límites establecidos por la UAI para esta Constelación no hay zona de tierra firme pues esta ubicada en el Océano Atlántico.

Tras este viaje por la presencia francmasónica en la astronomía, no podríamos terminarlo sin antes hablar de otras constelaciones las cuales no poseen nombres de herramientas del oficio del maestro cantero, pero su importancia es relevante desde el punto de vista esotérico y simbólico. Hablamos de la “Constelación Leo Minor”, la “Constelación Can Mayor”, la “Constelación de Orión”, la “Constelación Boötes”, la “Constelación Ofiuco u Ophiuchus”.

  • La “Constelación Leo Minor”, no pertenece a la antigua lista de 48 constelaciones dibujadas por Ptolomeo sino por Johannes Hevelius en 1687, de las constelaciones  más pequeñas,  visible en latitudes entre +90° y −45°, con constelaciones colindantes Osa Mayor, Lynx, Cáncer y Leo. Dentro de los límites establecidos por la UAI para esta Constelación se encuentra Islas Canarias, Isla Madeira, Isla de San Miguel, Azores, Isla de San Jorge e Isla del Pico. La importancia de esta constelación es que todas las dependientes de la Gran Logia de España ubicadas en Islas Canarias se encuentran influenciadas por ella al estar comprendidas en sus límites, debiéndose de tener en consideración en el trazado de la bóveda celeste de sus templos.

Constelación Leo Minor. (Límites establecidos por la UAI, para esta constelación)

  • La “Constelación Can Mayor”, una misteriosa sabiduría ha rodeado a esta estrella desde la antigüedad a través de múltiples civilizaciones. Sirio la “estrella perro” debido al movimiento diurno, parece seguir en el cielo en su recorrido a Orión (el Gran Cazador). Sirius dentro de las enseñanzas esotéricas de todos los tiempos posee un estatus especial por su simbolismo oculto, también conocido bajo el nombre de Sothis, estrella de referencia del Calendario Sotíaco (calendario solar egipcio). 

Constelación Can Mayor. (Límites establecidos por la UAI, para esta constelación)

Ubicada en el hemisferio austral, posee como colindantes a las constelaciones Conoceros, Lepus, Columba y Puppis siento visible en latitudes entre +60º y -90º (mejor visibilidad en febrero). Dentro de los límites establecidos por la UAI para la “Constelación Can Mayor”  se encuentran; Perú, Chile y Bolivia.

Si el calor de nuestro sol mantiene vivo el mundo físico, Sirius conserva vivo el mundo espiritual. Es la luz verdadera que brilla en el Oriente, considerado el hogar de los grandes maestros de la humanidad; por ello el vínculo simbólico entre Sirius y el conocimiento oculto presente en la Historia y que ha viajado sin problemas a través de los siglos. Masonicamente hablando, vemos como William Hutchinson Venerable Maestro durante tres mandatos en 1770 en Lodge N º 406 del Condado de Dirham- Inglaterra y fundador de Lodge N º 461, quien fuese considerado como "Padre del simbolismo masónico"; nos enseña respecto a Sirius conocida también como “La estrella ardiente, La estrella de cinco puntas o La estrella flamígera” lo siguiente en su obra The Spirit of Masonry de 1775: …Es el primer objeto y más exaltado que exige nuestra atención en la Logia… de la misma manera  en que su luz se abrió camino en la Gran Pirámide durante las antiguas iniciaciones, sigue estando simbólicamente presente en las logias masónicas.

La estrella flamígera o Sirius, es una síntesis completa y perfecta un solo símbolo capaz de resumir la esencia de la masonería misma, punto dónde se concentra toda la energía del Templo Masónico pues en su centro gravita la letra “G” como símbolo de la divinidad, de la omnipresencia del Creador está en todas partes pues es quien todo lo ve. Sirius es por lo tanto el “lugar sagrado”, al que todos los masones deben ascender como fuente del poder divino y el destino de las personas divinas; concepto representado también en el arte pictórico y escultórico masónico.

  • La “Constelación de Orión”, posee como constelaciones colindantes a Geminis, Taurus, Eridanus, Lepus, Monoceros. Situada en el Ecuador de la esfera celeste, es visible en latitudes entre +85° y −75°, debemos agregar que la nebulosa de Orión también conocida como M42, es una nebulosa difusa situada al sur del Cinturón de Orión descubierta a finales de 1610 por Nicholas-Claude Fabri de Peiresc, en 1611 por el astrónomo jesuita Johann Baptist Cysatus de Lucerna, quien la comparó a un cometa que había observado en el año 1618.  El primer dibujo conocido de la nebulosa de Orión fue creado por Giovanni Batista Hodierna, Christian Huygens en 1656 se le acredito este redescubrimiento. Dentro de los límites establecidos por la UAI para la “Constelación de Orión”,  se encuentran; México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Isla Galápagos, Isla Fernandina, Isla Tortuga, Isla Guy Fawkes, Isla Baltra, Isla Bartolomé, Isla Genovesa, Isla Marchena, Isla Pinta, Isla Wolf y Isla Darwin.  


Constelación Orión. (Límites establecidos por la UAI, para esta constelación)

En este punto debemos decir que muchos son los estudios realizados, desde que en 1993 Robert Bauval y Adrian Gilbert publicaron “El Misterio de Orión”, como los realizados por Collins quien descubrió un grupo de estrellas en la constelación de Cygnus que encajaban exactamente con la perfección del modelo matemático egipcio. (8)

Alineamiento de las tres pirámides egipcias con las estrellas del cinturón de Orión

Sabido es que la francmasonería brinda respuestas a grandes misterios y la ciencia en diversos momentos los corrobora; de esa manera vemos que en la pequeña aldea de Deir el- Medineh (El lugar de la Verdad) poblado egipcio fundado por Tutmosis I de la dinastía XVIII y situado en la orilla occidental del Nilo al sur de El Cairo; vivieron los miembros de una cofradía de artesanos egipcios, conocidos como “Los artesanos del Faraón” quienes durante casi cinco siglos fueron los artífices de las moradas de la eternidad. Esta fue la única ciudad de artesanos que se habitó durante un período de 450 años continuos, desde comienzos de la dinastía XVIII a finales de la XX. 

Vemos como dentro de los límites establecidos por la UAI para la “Constelación Boötes” (el pastor) una de las constelaciones listadas por Ptolomeo, se encuentran las pirámides de Giza, de Jafra y Menkaura, además Deir el- Medien. La antigüedad de esta constelación queda testimoniada por el gran número de estrellas que tienen nombre propio: la beta es Nekbar (el guardián de los bueyes); la gamma es Seginus o Haris (el guardián del norte); la épsilon es Izar (el cinturón) o Mirak (el delantal); la eta es Muphrid y la my es Alkalurops (el refugio de los pastores).

Constelación Boötes. (Límites establecidos por la UAI, para esta constelación)

Según antiguos textos de los escribas este gremio, le daban a la muerte un especial significado pudiéndose apreciar en: … Levántate a la vida y camina, tú no estás muerto. Tras ella muere cada día Ra el Sol, para renacer de nuevo por el Este en la aurora del día siguiente, tras su viaje nocturno en la Barca de los Millones de Años… (9)   aprendemos como vivía y moría el egipcio, en la certeza de que muerte y vida no eran sino una imagen más de la inexorable ley de los ciclos, que rige todo lo manifestado. 

Por ultimo en este punto diremos que, en la meseta de Bandiagara en Malí (África occidental), existe un grupo étnico que al igual que los egipcios es conocedora del sistema estelar binario de Sirio, hablamos de “Los Dogon” dedicados ante todo a la agricultura, además de ser excelentes herreros y escultores de madera. Sus iniciados poseen un conocimiento astronómico que de ninguna forma pudieron haberlo obtenido por sí mismos, pero que es transmitido oralmente de generación en generación; la sabiduría secreta de este pueblo contiene datos precisos y detallados sobre el sistema solar, pudiendo citar como ejemplo al planeta Júpiter (le llaman Dana Tolo), describen una estrella a la que denominan "Emme Ya" (el sol de las Mujeres) que realiza su orbita alrededor del Sirio A (al que denominan “Sigu Tolo”) cada 50 años; débase puntualizar que la astronomía moderna no descubrió que Sirio es un sistema triple hasta el 1995. Agregando que este pueblo dentro de su ancestral cultura, posee una ceremonia que se pierde en la noche del inicio de los tiempos la “Ceremonia Sigui” (danza de la vida) celebrada cada 50 años y donde provistos de grandes mascaras de madera inician una danza cuya representación significa la renovación del mundo,  donde es representada la trayectoria de Sirio y su sistema estelar.

“El huevo del Mundo” (dogon). En los diagramas Nº 1 tal y como es representado por los Dogones, a la derecha Nº 2 interpretación moderna que lo convierte en un preciso diagrama orbital, que le da respuestas a la ciencia actual. Marcel Griaule  antropólogo, etnólogo y profesor  conocido por sus estudios sobre el pueblo Dogón de África occidental, en 1931 visitó por primera vez a esta tribu, descubriendo sus tradiciones más sagradas y secretas.

Los Dogon poseen cuatro cultos principales: el culto "Wagem" (relacionado con los ancestros) encabezado por el Ginna bana, el culto Lebe encabezado por el Hogon (asociado con el ciclo agrícola), el culto "Binu" (totémico), dirigido por el "Binukedine", y el culto de la sociedad Awa encabezado por el Olubaru. Estos cuatro cultos se encuentran integrados en un solo sistema religioso.

  • La “Constelación Ofiuco u Ophiuchus” (El portador de la serpiente u  Ouroboros) una de las 88 constelaciones modernas, y una de las 48 listadas por Ptolomeo. Visible en ambos hemisferios entre los meses de abril a octubre por estar situada sobre el ecuador celeste. Dentro de los límites establecidos por la UAI para la “Constelación Ophiuchus” se encuentran Tamil Nadu, Sri Lanka, Isla Smith, Birmania, Tailandia, Nangro Aceh Darussalam y territorio Británico en el Océano Indico. 

Constelación Ofiuco u Ophiuchus. (Límites establecidos por la UAI, para esta constelación)

Masonicamente hablando débase decir que el uróboros también ouroboros (La serpiente del infinito) simbología conocida en Egipto desde 1600 AC, con independencia de Mesoamérica, en la mitología nórdica y relacionado con el mito solar de Sísifo y Helio.  Significando la renovación cíclica de la vida perpetúa. En el año 46 a. C. Julio César terminó con el calendario lunar e instituyó el uso del calendario Juliano; el calendario gregoriano usado en la actualidad internacionalmente tuvo su origen en el mundo occidental, la Bula Papal “Inter Gravissimas” del 24 de febrero de 1582 del Papa nº 226 Gregorio XIII, promulgó el uso de este. Recuerdo de esa fecha quedaron las monedas que fueron acuñadas para celebrar la institución del calendario gregoriano, en octubre de 1582 por el Vaticano.

Moneda acuñada por el Vaticano en Octubre de 1582, resulta interesante ver la presencia en la misma de simbología llamada pagana como el Ouroboros entre otros, y contra las cuales tantas veces se han pronunciado.

¿Para estos hechos, que respuestas podrían brindar aquellos que han prohibido la Astrología y la Astronomía, pero que las emplean?

Afortunadamente vemos como desde los Egipcios, el pueblo Dogón y por encima de las prohibiciones; hombres de ciencia y visionarios como el Abad Nicolas Louis de Lacaille, siguieron sus investigaciones empleando nombres indiscutiblemente relacionados con el oficio de los Maestros Canteros o Francmasones, ¿Desearía este sabio abad, dejar la impronta de su búsqueda? Nunca lo sabremos, pero si podemos asegurar "Vio la luz de Jerusalén Celestial". 

Conclusión:
Un templo depende de la simetría, principio que deberá ser observado escrupulosamente por sus constructores; la proporción es la correspondencia entre las medidas de los miembros de una obra completa, del todo y una norma. En diversos documentos que tratan el origen de la Arquitectura, se encuentra información referente a que todos los grandes edificios construidos con connotación religiosa o no, estuvo presente la obra de aquellos artesanos iniciados se basaban en patrones geométricos derivados de las constelaciones; la ciencia también lo afirma. Aunque se les tildase de paganos los Maestros Canteros o Francmasones, fueron contratados en casi todo el mundo para construir las abadías y las catedrales cristianas las cuales poseen gravadas nuestras imborrables marcas y símbolos.

Es por ello que al ser la masonería un árbol cuyas raíces se extiende por el suelo de múltiples países a lo largo de tantos siglos, encontramos en ella la influencia a través de su lenguaje,  simbolismo, ideas y términos indios, egipcios, musulmanes, cristianos, judíos, etc. No podríamos terminar esta charla, sin dedicar un digno homenaje a esos hombres que convirtieron al espacio cósmico en el objetivo de sus vidas, por el progreso científico de la humanidad e inspirados en el Gran Arquitecto del Universo; los astronautas.

Maestros Masones, Astronautas

Por todo lo anteriormente expresado, ante la obra y descubrimientos de científicos, religiosos e investigadores todos grandes hombres, capaces de Ver y Sentir la magnificencia de la Gran Obra Celestial, más allá de su tiempo solamente me quedaría por preguntar:  

“Si tu Dios, No se llama igual que mi Dios. ¿Que afecta como lo llames tu o yo? Si el es igual para todos, pues es el es EL”.


Referencias:
(1)     Diccionario de la francmasonería, Juan Carlos Daza, pag. 163
(2)     Término genérico usado para referirse al conjunto de conocimientos, doctrinas, enseñanzas, prácticas, ritos, técnicas o tradiciones de una corriente filosófica o religiosa, que son secretos, incomprensibles o de difícil acceso y que se transmiten únicamente a una minoría selecta denominada iniciados, por lo que no son conocidos por los profanos.
(3)     La cosmología de los textos de las pirámides, James P. Allen, Yale Egyptological Studies 3, 1989
(4)     Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com ARQUEOLOGÍA. Miércoles, 14 septiembre 2011
(5)     Lista de bulas papales, Archivo Secreto del Vaticano
(6)     http://es.wikipedia.org/wiki/Mu_Arae
(7)     Lacaille: astronomer, traveller; with a new translation of his journal, David S. Evans. Tucson: Pachart, 1992
(8)     Misterios de la Astrofísica. 21 diciembre 2010, Hallazgo de complejo de cuevas y túneles bajo el complejo de Giza
(9)   Fernando Schwarz: “Initiation aux Livres des Morts Égyptiens”. Albin Michel. París 1991. 
- Curso de estudios elementales de Marina. Gabriel Ciscár. 1811

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada